3 may. 2013

¡Llegan los Mayos!

La Estrella, Tarot Tavaglione


Con la primavera el aire se entibia, se esponja la tierra y los árboles se desperezan en una impaciencia de hojas tiernas. Hay como una urgencia en la tierra por darnos la lujuria de sus frutos. Si miro el arcano de La Estrella, me entran ganas de darme un chapuzón en el riachuelo mientras maquino cómo llevarme al huerto a la nudista de las jarras. Y es que el aire se perfuma con un aroma fértil y vital que lo pone todo perdido de instintos.







Cruz de Mayo

Mayo es el mes de las fiestas que celebran el clamor de la vida reclamando lo suyo. En muchos lugares estarán preparando las “cruces de mayo”, floridas enramadas que adornarán calles, plazas y patios y que simbolizan la fertilidad de la naturaleza. Aunque la costumbre está ya muy cristianizada, todavía mantiene rasgos de su sacralidad antigua y pagana en honor de la fértil madre tierra.





En las poblaciones que se ajustan a la tradición, serán solo las mujeres las que ‘vistan’ las cruces, porque sólo a ellas pertenece el poder de la gestación. Incluso en ocasiones se establece que sólo las solteras pueden confeccionarlas, señalando así con más precisión el ritual de iniciática fertilidad que implica estas fiestas. Para rematarlo, la habitación en la que las jóvenes casaderas se reúnen para montar las cruces recibe el nombre de ´tálamo’, esto es, el lecho donde la recién desposada pierde su virginidad e inicia su vida fértil.

Siete virgenes ninfas que se convierten en árboles. Xilografia de 1499

Adan con el falo-arbol de la Vida. Ilustracion del siglo XV.

También hay árboles en estas fiestas, como los hay en el arcano XVII. En este caso corresponde a los mozos ocuparse del asunto, fundamentalmente a los quintos de ese año. Son ellos los que irán al monte con nocturnidad y alevosía. Bajo la brillante luz de las estrellas, se harán con el árbol más recto, más alto… más viril. Lo talan, le cortan las ramas salvo un copete en la punta que recuerda la fertilidad de su savia, y lo acarrean hasta el pueblo hincándolo en la plaza. Una vez colocado el “palo mayo”, los mozos recorren las calles rondando a las mozas casaderas con música y coplas. El enamorado que canta así a su pretendida se convierte en su “mayo” y marcará su territorio de conquista colgando en la puerta de su amada una rama del árbol cortado. Las hay afortunadas que tienen más de un pretendiente, y estos pelearán por ella arrancando uno la “rama de mayo” que ha puesto el otro.

Pero también las hay menos afortunadas, mozas casaderas a las que ningún mozo dedica una mísera copla. ¡Pobres de ellas! Quedarán señaladas como las que no tienen “mayo” que las ronde y se las conocerá como “las desmayadas”, triste título para un rubor sin recompensa.

Palo de Mayo en Olimpiadas de Londres.


En ocasiones, el “palo mayo” clavado en la plaza se adornará con cintas de colores y servirá para bailar esa danza ceremonial que las va entrecruzando en un ceñido abrazo al tronco. En otros lugares el palo se convertirá en cucaña coronada por algún trofeo, y los mozos competirán trepando por el escurridizo tronco haciendo gala de fuerza y virilidad ante los ojos golositos de las mozas, en una ostentación cuyo mecanismo genético permanece en vigor desde tiempos atávicos.
Francisco de Goya y Lucientes, La Cucaña.




La gruta y el bosque











Las fiestas de los mayos constituyen un ritual de iniciación, de paso de la adolescencia tontona y sin fruto a una juventud fértil y reproductora cuyo vigor viene marcado por el fálico “palo mayo”. El bosque en el que los mozos buscan y cortan el árbol, el arroyo siempre cercano, la gruta en la que a veces pasan la noche en una camaradería adobada de vino y cánticos, constituyen la escenografía de este ritual sagrado.



En muchas localidades la nocturna excursión al monte ya no es sólo para los mozos. Las mozas también participan compartiendo bosque, gruta, vino… y seguramente más cosas, que en Mayo la tierra es un corazón de acelerados latidos. Tampoco eso es nuevo. En siglos pasados mozos y mozas participaban en esa correría nocturna. En el año 1583 el escritor inglés Phillip Stubes describe esa excursión al bosque, compartida por chicos y chicas, como una pagana y desmadrada orgía en pos del más vigoroso “palo mayo”. “De cuarenta, setenta o un centenar de doncellas que van al bosque esa noche -dice el autor-, escasamente la tercera parte de ellas vuelve inmaculada a sus casas”.
Autorretrato de Mantegna como 'hombre arbol' rn la Camara de los Esposos, Palacio Ducal de Mantua.
Eso sí es una verdadera celebración de la fertilidad.




A la moza nudista del arcano XVII, esa que vierte el agua generosa de sus jarras, le deseo que tenga un mayo florido y hermoso. Y con ella también se lo deseo a todas las mozas, casaderas o no, representadas por este arcano.


Que en este mayo no quede ni una sola moza ‘desmayada’.





Javier Navarrete

10 comentarios :

  1. Arriba las faldas!!!!! Abajo el escote!!!!!pelos al viento!!!!!!
    Asi decia una de las profesoras del instituto cuando nos veía llegar vestidas de primavera. Minifalda, escotes y melenas desmadrados.
    Este año en cuanto encuentre la primavera, que la he debido praspapelar, me quito el gris invernal y me paso al rosa......que ya no esta una para minifaldas........aunque si para escotes!!!!!jejejejeje!!!!!
    VIVAN LOS MAYOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/5/13 17:49

    Me ha encantado el artículo, la frase "En muchos lugares estarán preparando las “cruces de mayo”" me recordó un artículo que decía que una de las actividades apropiadas para mayo (en concreto, Beltane, el pasado 1 de Mayo si no recuerdo mal) es entrelazar, ya que consiste en la unión de dos para crear un tercero, algo básico en este mes, con eso de que la primavera la sangre altera :) Muchas gracias por publicar cosas tan interesantes, seguir así

    ResponderEliminar
  3. Gela, animas mi espíritu con tu alegría y vitalidad. ¡Vivan los mayos! En cuanto empiecen las fiestas y verbenas pienso hartarme de cantar y bailar, actividades sagradas en sí mismas y vinculadas al bullir de la naturaleza. ¡Coplas y danzas para honrar a la cálida Madre Tierra!

    ResponderEliminar
  4. Bloquero! He oido hablar de unos fandanquillos de los arcanos, parece que hay una pareja semiprofesional que los canta si los encuentras, escúchalos, son realmente buenos, aunque supongo que estarán todo el verano en la playita gaditana!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Gela, por darme la pista. Me costó localizar a la pareja que los canta, siempre anda por ahí, de juerga en juerga. Son coplas por tanguillos de Cadiz muy de carnaval y chirigota, y meten a los Arcanos en el 'fregao' del mundo caedizo que nos rodea. Tienen su 'aquel'. Una de las estrofas dice:

    Llegó El Emperador
    regio y feliz
    con el cetro contento
    ante tantísima Emperatriz
    y hasta El Papa se apunta
    al botellón
    que en El Juicio le piden
    la dimisión.

    Eso era, claro, antes de que el Papa Benedicto XVI dimitiera de verdad.
    Qué cosas.

    ResponderEliminar
  6. "... las floristas, gordas y con diez sayas y refajos -hermanas ciudadanas de las hadas-, regaban con jarros de color verde oscuro los brillantes ramos...". Leí este párrafo de Joseph Roth en su novela 'La marcha Radetzky' y lo asocié inmediatamente con el arcano de La Estrella. Roth habla de las floristas de la Viena Imperial en tiempos de Francisco José. Las imaginé repolludas, con las mejillas sonrosadas y un colorido pañuelo en la cabeza. ¡Hermanas ciudadanas de las hadas! Con ojitos chispeantes de sabias matronas, vertiendo sus jarros de agua sobre las flores sedientas para cumplir con su tarea de fértil riego.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leerlo...me voy pitando a subir las faldas que se me escapa mayo sin darme cuenta! Bosques listos que voy!

    ResponderEliminar
  8. Ayyayaya que se nos acaba mayo y poco escote y minifalda he podido lucir con este clima disparatado, que este año va a ser cierto el nuevo dicho que ha salido por ahí "hasta san Fermín con bufanda y calcetín". Pero el espíritu de mayo, a pesar del frío el viento y la lluvia, si que lo he sentido bullir por las venas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, se acaba mayo pero empieza junio y llega San Juan.
      Hay que prepararse para los grandes rituales.
      Ya os contaré.
      Besos. P.

      Eliminar
  9. Anónimo7/6/13 21:49

    espero Paloma que nos des un buen ritual para quitarnos todas las negatividades y abrirnos los caminos .
    besos Maria

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Importante

Importante

Imprimir

Print Friendly and PDF

Entradas Recientes

Consulta Paloma Navarrete

Paloma en Twitter

Suscripción E-mail y Redes

Comentarios recientes

Enlaces de interés













ir arriba