21 sept. 2012

Los Climadependientes (Paloma Navarrete)

Zapatos rojos 
Levantarnos con el pie izquierdo, el pantalón a cuadros o la canasta de las chufas (es decir, completamente deshumorados): He aquí algo que nos ha pasado a todos. Pero a unos más que a otros. Basta una simple mirada a través de la ventana para que ciertos seres se exalten como dioses o se depriman como gusanos, para el resto del día. Son los climadependientes ¿Formas tú esa temperamental legión?

Emotions  nothing_personal

¿Hasta qué punto podemos echar la culpa de nuestras depres a un día gris o de nuestros nervios desatados a la luna llena? ¿Es posible que los neuróticos deban sus crisis a la influencia de ese satélite de la Tierra y a los cambios climáticos? ¿El clima influye sobre el carácter o es sólo una postura?



La verdad es que los locos, lunáticos, personas de humor cambiante e insoportable ha habido desde la más remota antigüedad. Algunos tan famosos que han pasado a la Historia. Basta recordar a Nerón, a Calígula, a nuestro Carlos II el Hechizado o, sin ir más lejos, a esta o aquella estrella de cine que, en un ataque de temperamento, estampan la máquina fotográfica en la cabeza del pobre reportero. ¿De qué se trata, pues?

Pain, Dawid Lozinski





Naturaleza y locura.
Herodoto, historiador griego del siglo V a.C. cuenta en su “historia” el caso del rey persa Cambises que, en un ataque de ira contra los egipcios, mató a un buey sagrado de Apis siendo inmediatamente castigado con la locura de este crimen. Porque los griegos, como para otras sociedades primitivas, esta enfermedad se debía a causas sobrenaturales. Normalmente eran los dioses, espíritus o demonios los que castigaban a los mortales causándoles la locura. Y dentro de los dioses, las deidades que la mente popular consideraba con más poder de posesión eran Hécate, Selene y Artemisa, todas ellas diosas de la luna.

Otro autor antiguo, Suidas, refiere que en el de Maimacterion (noviembre) era costumbre ofrecer a Zeus Meliquio una víctima propiciatoria porque este mes del año, de vientos racheados y aire inestable, se temía la locura furiosa. Opinión que está de acuerdo con la de los escritores médicos que, como Hipócrates, consideraban que los trastornos mentales se presentaban con más frecuencia en una estaciones que en otras. Y ya en el mundo romano, en el que la astrología adquirió un gran auge y se empezó a aceptar la idea de que los cuerpos celestes influencian la vida, la muerte y el destino de la humanidad, se pensaba como más probable que un ser humano se viera afectado por un desorden mental cuando ciertos cuerpos celestes se encontraban en determinadas posiciones.



Estación, igual a emoción.

Pero son los chinos en sus antiquísimos tratados sobre acupuntura los que más y mejor han hablado de la influencia de las estaciones sobre el individuo.
Las cuatro estaciones
Para ellos, cada estación se corresponde con ciertos órganos del cuerpo y con determinada emoción. Así, la primavera tiene que ver con el hígado, vesícula biliar, ojos, músculos y cólera. El verano con el corazón, vasos y alegría. El otoño con los pulmones, piel y tristeza, y el invierno, con los riñones, huesos y miedo. Los chinos hablan de enfermedades causadas por el viento, por la sequedad o la humedad, por el frío del invierno o el calor del verano, porque, dicen, el hombre sufre en todo momento las influencias de las energías cósmicas a las que llaman Ta Khi o energía perversas. No sólo estas energías, sino también las cinco pasiones –alegría, cólera, reflexión, tristeza y miedo- cuando están en exceso se convierten en factores de enfermedad, porque actúan sobre la “energía mental que mora en el corazón”. Según este planteamiento los sabios chinos habrían sido los primeros en considerar, de forma sistemática, la relación entre las emociones y el cuerpo, y entre éstos y el medio ambiente.

Holes, Matt Anderson





Úlceras de primavera.
No son los cambios climáticos los causantes de neurosis o psicosis, es decir, no se puede hablar de metereopatías propiamente dichas, pero sí está claramente demostrado que los cambios de clima y las distintas estaciones influyen sobre los pacientes. Cuanto menor es el equilibrio interior de un paciente, cuanto más inestable, más sometido está a las influencias del medio ambiente. Por ejemplo, los depresivos se descomponen con gran facilidad en primavera y otoño. Además no hay que olvidar la estrecha relación psiquis-phisis. Una persona ansiosa tendrá más probabilidades de fabricarse una úlcera de estómago que una tranquila, y esta persona, en primavera, sufrirá molestias estomacales, lo que incidirá en su equilibrio emocional.
También en primavera nuestro reloj biológico, situado en la epífisis o glándula pineal, se recarga y programa para todo el año.


Vientos que provocan crímenes.
Aunque no se incluyan las metereopatías entre las neurosis clásicas, investigaciones japonesas y americanas han establecido una clara relación entre vitalidad, energía y buen humor y la cantidad de luz acumulada durante el día. No hay más que comparar el carácter nórdico con el meridional para darse cuenta de que algo cierto hay en ello. Además las estadísticas cantan, el índice de suicidios es mayor en los países del Norte, de clima frío, mucha lluvia y pocas horas de luz, que en los soleados y cálidos países del Sur.Viento

También el viento tiene su papel en esta historia. Si es caliente y está cargado de iones positivos, provoca una bajada de tensión arterial con cefaleas y estados de ansiedad. Hay vientos como el mistral del sur de Francia, o la tramontana del Ampurdán, que son causa de gran irritabilidad, insomnio, accesos de cólera incontrolada. Son los vientos de los crímenes pasionales, de los suicidios.


¿Qué culpa tiene la Luna?

Nocturne  paintednegative
Eso, ¿Qué culpa tiene la Luna de la inestabilidad emocional, de los cambios de humor repentinos? Al parecer es la causante de bastantes acontecimientos de nuestro planeta; rige las mareas y la fertilidad de muchos animales. Incluso los periodos menstruales de la mujer están relacionados con el ciclo lunar de 29 días. Ya Lucilio (108-102 a.C.) decía: “la luna alimenta las ostras, hincha a los erizos de mar, engorda los mariscos y las bestias” Desde entonces, los científicos han llegado a conclusiones tan curiosas como que el “cangrejo violín” cambia de color según las posiciones de la luna, o que las ostras abren y cierran sus conchas con ritmo distinto según las fases lunares. El doctor checoslovaco Eugene Jonás opina que el sexo de los niños viene dado por la posición de la luna en el momento de la concepción.
Los astrólogos saben, desde siempre la gran influencia que la luna ejerce sobre las emociones. Astrológicamente, la luna significa emotividad, vulnerabilidad, sensibilidad, ternura. Se relaciona con el “ánima” o principio femenino del individuo, con el pensamiento mágico, con los sueños. Su influjo se hace sentir sobre todo en los signos de agua. Cáncer, regido por la luna, es el rey de los lunáticos, pero también Piscis e incluso Escorpio cuando la luna está aspectada, sufren y se deprimen. Pero también le deben su genialidad, fantasía, creatividad y gran memoria junto con la falta de constancia para hacer fructificar sus ideas geniales.



Paloma Navarrete

3 comentarios :

  1. Frase de ayer de mi madre "ya viene el frío, me mustio y estoy hambrienta".
    Frase de una psiquiatra (piscis)el mes pasado " ufffff, me toca guardia, hay luna llena y esta roja, sera mortal" y lo fue.
    Frase de un amigo que se esta divorciando "paso de llamar a mi mujer (cáncer) que hay luna llena y estará maniaca"
    Frase de Lola la vecina" calla, calla, que debo de tener a Marte encima y monto un pollo por cualquier cosa"
    Frase de ......."pero cuando por favor, me dejara Saturno en paz"
    Y podria seguir asi todo el dia, mi opinión es que tenemos tan integrado que el clima y los astros alteran e influyen en nuestro estado de animo, enfermedades, relaciones y hasta en la suerte, que lo hemos incorporado en nuestro lenguaje diario, inconscientemente lo sabemos, lo utilizamos para justificar acciones, cambios dé humor, de apetito, enfermedades ........esta tan arraigado en las personas que sobrepasa las culturas. Y cuando se da esa circunstancia suele ser porque es real. Es tan cierto que somos climadependientes, astrodependientes, que para demostrarlo solo hay que preguntarle a un niño porque esta triste hoy??Joooo pues porque llueve!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo sé de alguien que, de niño, estaba 'alunado'. Las noches de luna llena sufría episodios de sonambulismo y amanecía en los lugares más insospechados de la casa. También se 'privaba' de repente, es decir, se desmayaba sin venir a cuento y quedaba sin sentido y lacio como una lechuga pasada. Su madre no sabía lo que le estaba pasando a su niño de manera que, preocupada, lo llevó a su pediatra de confianza, un buen médico que además era un hombre sabio y sensato. Tras comprobar que el niño parecía estar perfectamente, el médico sugirió a la madre que comprobara si esos episodios de privación y sonambulismo se producían cuando había luna llena. La madre siguió con atención el creciente lunar y, efectivamente, cuando llegó la luna llena, el niño se privó de nuevo. No había duda, los ´malestares' del niño eran debidos, simplemente, a la influencia de la luna. Estaba 'alunado'. Y el pediatra lo diagnosticó con acierto y sabiduría aunque, probablemente, esa 'dolencia' no se estudiara en la facultad de medicina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda suerte tuvo el pequeño “alunado” de no caer en manos de un pedíatra moderno de esos de los protocolos y los percentiles, porque el pobre paciente se salía del “percentil” por todos lados.

      Menos mal que la criatura aterrizó en brazos del Ermitaño, un arcano de sabiduría que yo siempre relaciono con la sanación física y psíquica.

      A todos sus significado incorporo el de arcano de la Medicina, con mayúsculas y por el resultado de las tiradas parece que no me equivoco.

      Paloma Navarrete

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Importante

Importante

Imprimir

Print Friendly and PDF

Entradas Recientes

Consulta Paloma Navarrete

Paloma en Twitter

Suscripción E-mail y Redes

Comentarios recientes

Enlaces de interés













ir arriba