17 jul. 2012

La Estrella. Moradora de las aguas. Folklore asturiano


La Estrella. Tarot de Cristal



Las Aguas representan la sustancia primordial de la que todas las formas nacen. Preceden a todas las formas y son soporte de todo lo creado.


Es frecuente desde épocas arcaicas la creencia de que en las Aguas viven divinidades protectoras. En la tradición indoeuropea se relaciona a estas divinidades con la simbología femenina; como el manantial surge del interior de la tierra se reflejan en él las virtudes de una Diosa-madre. También existe la creencia del “agua celeste” como una manifestación masculina del cielo.









El culto a estas divinidades permanece a pesar del paso del tiempo gracias al folklore, independientemente de la religión vigente. Adopta distintas apariencias; unas veces como hermosa doncella, o hada maravillosa, otras como bruja repulsiva que cambiaba su aspecto al ser besada por un joven, y finalmente con la cristianización de esas viejas creencias se transformó en una Santa, o en una Virgen. Pero son los cultos paganos a las fuentes, ríos,… los que mejor se conservan hasta nuestros días.

Lamia. John Willian Waterhouse
La creencia en estos seres vinculados a las aguas es común en toda Europa: donas y mouras, en Galicia, encantadas y encantadoras en el suroccidente de Asturias, xanas en la zona central de Asturias, inxanas en el oriente asturiano y anjanas en Cantabria, lamias y lamiñak en el País Vasco, donas d'aigua en Cataluña e Islas Baleares; y ya fuera de España, las jans, portuguesas, las fairies irlandesas, las korrigans bretonas, las aguane italianas, las nereidas griegas, las fées francesas, las fenetten alemanas, las rusalki rusas, las nixies nórdicas, etc.


Xana








En el folklore asturiano aparecen “las Xanas”, muchas son las leyendas que hablan de ellas en toda la geografía asturiana.


Las Xanas son ninfas o hadas vinculadas generalmente a cuevas, fuentes y cauces de los ríos.





Tienen un aspecto totalmente humano, son pequeñas en estatura, tienen una larguísima melena rubia y son de extraordinaria belleza.
A las puertas de las cuevas hilan y colocan sus tenderetes con peines, cadejos y tijeras de oro y plata.
En los cauces de los ríos lavan y peinan sus cabellos, lugar donde también lavan la colada.
A veces, se puede adivinar su presencia al escuchar sus cánticos divinos o cuando se observa junto al cauce del río una espuma blanca y lechosa de la colada de la Xana.


Suelen ser personajes benéficos, regalan ovillos de hilo, pagan con alhajas sus favores y vuelven ricos a los que las desencantan.
Aquellos que quieran acometer tal hazaña encontrarán a la Xana sentada en una roca, cantando y portando una madeja de hilo de oro, que entregarán a aquel que se lo pida, prometiendo matrimonio y magníficos tesoros para aquel que consiga deshilar la madeja sin cortar el hilo. Pero si el hilo se rompiese o no hubiera esposorio se castigará al osado atrayéndolo hasta el fondo de las aguas.


L´emprisonné Adolfo Valente

Se aparecen preferentemente de noche o en la mañana del día de San Juan.
La creencia de que el agua despertaba a medianoche es de probable origen celta. Los celtas contaban el paso del tiempo por lunas. El agua quedaba dormida después de la puesta de sol y se despertaba después de las doce, antes del amanecer del nuevo día.




La flor del agua
En la madrugada de San Juan las Xanas salen del agua coronadas de rosas blancas bailando y cantando el nacimiento de la flor del agua.

Flor del agua
Las jóvenes asturianas tenían costumbre de ir la madrugada de San Juan a coger la flor del agua. La doncella que lograba cogerla obtenía la seguridad de que se casaría antes de terminar el Año.
La primera que conseguía coger la flor del agua colocaba en la fuente una rama en señal de que ya se había llevado la mágica flor para que la joven que viniera tras ella viera la fuente enramada y tuviera que dirigirse a otro manantial.



Flor del agua


La flor del agua es un elemento intangible lleno de poderes mágicos, sólo se puede coger la noche del solsticio de verano y sólo confiere sus virtudes a la primera joven que se acerque hasta la fuente para cogerla.
La mayoría opina que esa misteriosa flor es la capa más superficial del agua sobre la que inciden las primeras luces del alba, otros que es el agua de la fuente en el momento justo de la medianoche cuando recibe el rocío.






Romance de la flor del agua.
Romería de la Virgen de Llanes, Asturias.
Mañanitas de San Juan
cuando el sol alboreaba.
Cuando la Virgen María
de los cielos abajaba.La Estrella. Tarot de Paulina
A bajar sus lindo pies
y también su linda cara.
Y después que los lavó
la bendición echó al agua.
O bendita sea la niña
que coja la flor del agua.
La princesa que lo oye
acostadita en la cama.
Si deprisa se vestía
más deprisa se calzaba
Cogiendo dos jarros de oro
a la fuente caminaba.
En medio del camino
un mancebo se encontraba
Dónde va la princesita
tan temprano tan mañana?
Como soy la hija del rey
a coger la flor del agua.
Cuando pasaron los tiempos
los dos mozos se casaban.
Y tuvieron dos hijos
que gobernaron España.
Uno gobernó Castilla,
otro gobernó Granada,
La fuente enramada está
la fuente enramada queda
La fuente enramada está
con un arco y dos banderas.
es que me he casado hoy
y me han llevao a la guerra.
Pues tan guapa es tu mujer
que tanto te acuerdas de ella.
Él le ha enseñao un retratito
que llevaba en la cartera.
Mira si sería guapa
mira si sería bella
que hasta el mismo capitán
se ha enamorado de ella.
Coge tu caballo y vete
a cuidar de esa doncella
que por un soldao menos
no se va a perder la guerra.



En algunos relatos las Xanas raptan a los niños pequeños y dejan en su lugar a sus hijos “xaninos”, que son feos y peludos para que los amamanten las mujeres de la aldea puesto que según se dice no tienen leche en sus pechos.


Toma el tu mocosín
Una vecina de la Canga, concejo de Colunga, mientras iba a trabajar al campo, dejaba a un hijo suyo acostado en el trubiecu (cuna, que generalmente puede mecerse).
Un día cuando regresó del campo, encontró en el sitio de su hijo un niño muy pelosu (peludo). Y la mujer dijo para sí:
-Alguna Xana llevó el nenu mío y dejo el suyu porque ella non trae llechi y quier que yo-y dé de mamar; pero aunque llore de fame tres meses seguidos la teta mía non chupa. ¡Non, madiós!
(alguna Xana llevó al niño mío y dejo al suyo porque ella no tiene leche y quiere que yo le dé de mamar; pero aunque llore de hambre tres meses seguidos la teta mía no chupa)Abrams
Al poco tiempo, el niño empezó a llorar fuertemente. Y cuando la Xana lo oyó dijo a la mujer:
-Amamanta y ania a ese nenu, bien se conoz que tuyu non-e.
(amamanta y acuna a ese niño, bien se conoce que tuyo no es)
Y viendo que la mujer no le hacía caso, acercóse a ella diciendo:


Toma al tu mocosín
y dame al mío pelusín








Las Xanas están atrapadas o ligadas a sus fuentes, cuevas o manantiales sin poder alejarse de ellos por lo que buscan la ayuda de labradores, cazadores o caminantes para que las liberen. Esperan que un valiente las desencante mediante alguna prueba o ritual de iniciación. Presentando un aspecto vengativo para aquellos que las desagravian.



El bollo de los cuatro picos
En “El Bollo de Cuatro Picos”, la Xana le entrega un pan de cuatro picos al protagonista masculino, ordenándole que lo conserve intacto durante un año, al cabo del cual, la Xana quedará desencantada y él ganará el inmenso tesoro que ella custodia. Pero durante ese tiempo la esposa del hombre encuentra el pan y se come uno de los picos, que comienza a sangrar. La mujer procura disimular el desaguisado y el hombre, cuando llega de nuevo San Juan, acude a la cita sin sospechar nada. Arroja el pan a la fuente o cueva y espera que la xana aparezca. El pan se transforma en un caballo, que serviría para sacar a la Xana de su encantamiento, pero el animal ha quedado cojo de una pata y el encantamiento resulta frustrado. La Xana maldice al hombre, dándole unas tijeras, un peine de oro y una cinta de seda para su mujer mientras dice:
“Nunca te faltarán
oveyes que tosquilar
nin sarna que rascar
y el cuerpu de la tu muyer
lu verás tronzar”
El hombre se marcha y antes de llegar a casa decide comprobar la longitud de la cinta de seda atándola a un árbol, que de inmediato cae tronzado al suelo o en algunas versiones comienza a arder, tal y como le ocurriría a su mujer de haber ceñido la cinta




La mujer serpiente
En “La Mujer Serpiente” el argumento es mucho más sencillo: de nuevo hay que desencantar a la xana, pero el procedimiento es diferente. La Xana advierte al protagonista que deberá probar su valor.
Ella se convertirá en una serpiente monstruosa y él deberá dejar que ella se le enrosque alrededor del cuerpo, para darle un beso en la boca (otras veces, tendrá que arrancarle un clavel que el monstruo sostiene en las fauces). En algunas variantes del cuento, el protagonista triunfa, desencanta a la Xana y se lleva su tesoro. Otras veces, el temor le vence y la Xana le castiga arrojándole su peine, dejándole cojo y condenándolo, a veces, a morir antes de que transcurra un año.


Serpiente


Las Xanas representan la sabiduría, de ahí que en algunas leyendas aparezca la transformación en sierpes. Pueden casar con humanos pero no pueden llevarlos a su mundo acuático y si el hombre traiciona el pacto estipulado desaparecen.






Leyenda del apellido asturiano Miranda
Recogido por Tirso de Avilés (1517-1599) en su obra “Armas y linajes de Asturias y antigüedades del Principado”. Refiere cómo el fundador de la casa de Miranda casó con “una doncella encantada, en demasía hermosa, y en ciertos días del año se tornaba sierpe, con la cual tuvo un hijo y una hija, y al cabo de algún tiempo supo él cómo tornaba sierpe, y aguardóla y ella por entender que él la había visto en aquella figura, tomó los hijos debajo de los brazos y fuyó (huyó) y pasando un río acaeció que se le cayó la hija, la cual casó con aquél do vienen los del linaje de Miranda". Esta leyenda asturiana entronca con la leyenda francesa del hada Melusina y el señor de Lusignan, compilada por Jean d'Arras en el Roman de Melusine, en la segunda mitad del siglo XIV.


Aquí finaliza este viaje por la Asturias legendaria no sin antes dar un paseo por este paraje encantado y maravilloso………………. El desfiladero de las Xanas



El desfiladero de las Xanas se encuentra entre los concejos asturianos de Santo Adriano, Quirós y Proaza.  Tiene una longitud de alrededor de dos kilómetros y se recorre mediante una senda excavada en la montaña la cual pertenecía a un antiguo proyecto para conectar los pueblos de Pedroveya,  Rebollada y Dosango con el valle del Trubia. Fue declarada monumento natural en 2002





Referencias:
Asturias legendaria. Miguel Arrieta y Gonzalo Gil. Ediciones Trea
Mitología asturiana. Alberto Álvarez Peña. Editorial Picu Urriellu
Tratado de historia de las religiones. Mircea Eliade
La flor del agua, el sauco y el rocío en las tradiciones hídricas de la Europa céltica. Fernando Alonso Romero.
Blog de Ana María Vázquez Hoys. http://www.bloganavazquez.com/


0 comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Importante

Importante

Imprimir

Print Friendly and PDF

Entradas Recientes

Consulta Paloma Navarrete

Paloma en Twitter

Suscripción E-mail y Redes

Comentarios recientes

Enlaces de interés













ir arriba